"La danza es mi todo y va a ser mi compañera siempre"
Una simple pregunta puede ser el disparador de miles de emociones y así fue con Jesús Colombo puso en palabras todo lo que envuelve a la Danza.


El Día Internacional de la Danza fue establecido por la Unesco en 1982, por la iniciativa del Comité Internacional de la Danza. Se eligió esta fecha, 29 de abril, por el natalicio de Jean-Georges Noverre, innovador y estudioso de este arte, maestro y creador del ballet moderno. Este día tiene como objetivo fomentar la participación y la educación de la danza a través de eventos y festivales celebrados durante esta fecha en todo el mundo y así es como en cada rincón del planeta se realizan eventos y festivales para celebrar este día, todo en homenaje a la danza…

¿Pero que es la danza? ¿Qué significa la danza?. Con estos interrogantes dialogamos con Jesús Colombo, un joven bailarín de 25 años que es Licenciado en Comunicación Social y un gran propulsor de la danza. Comenzó a bailar a los 17 años en la Escuela Municipal de Guaymallén, incentivado luego de ver a su hermano que participaba en una escuela artística, poco a poco fue incursionando en el folckore, el jazz y se formó en el Ballet  Juvenil y la Escuela de Danzas de ese departamento. 

- ¿Qué es para vos la danza?

La danza para mí es como mi espacio donde no encuentro mentira, entiendo que es el estudio del cuerpo, el conocerlo, ponerlo al servicio del movimiento, de la investigación, es poner como “tu paquete” hacia el arte y tratar de construir arte e interpelar a un público, es estar construyéndose personalmente, también… toda es una función de servicio, lo pienso como eso... no es una instancia de mentiras, es una verdad y una realidad.

Para mí la danza es un gusto personal y una pasión, es una conexión que tengo desde la mente y el cuerpo… poder investigarlo, poder transmitir emociones.

Si hay algo que destacar es el constante perfeccionamiento y la exploración del mundo para capacitarse y romper fronteras:

El arte tiene una intención clara, político muchas veces, estamos en el contexto, y todo esto implica el sacrificio de un estudio, estar todos los días perfeccionándote, seminarios, cursos, y desde lo personal significa mi momento de estar presente, desde mi cuerpo, desde mi corazón, estar conectado, estar latente a mis compañeros, en general instancias de amor, de descubrimiento, de avanzar.

La necesidad de una política de Estado para poner en valor a la danza. Este día también nos invita (y merece) la reflexión en torno a la regulación del arte, deja a la luz la necesidad de que el Estado intervenga, acompañe y cuide a quienes hacen de esta pasión, su vida. Y así lo expresa Jesús, siendo este un deseo colectivo y un aliento para luchar:

Este día es una instancia para festejar, y para festejar todo lo que implica la danza, entendiendo también que en Argentina no hay un contrato ni una regulación de la danza, no somos trabajadores oficiales para el Estado. Queda mucho camino por hacer en este tema, no tenemos el Profesorado de Danza, pública. Pero si el de Teatro. Son herramientas del arte que las podemos conjugar, pero nosotros como bailarines nos falta todavía esa parte... El Estado nos lo negó y nos lo viene negando desde hace muchos años.

Los varones dicen Presente

La danza también es un espacio de desconstrucción de la masculinidad, lo varones también bailamos y también hacemos en este lugar que siempre se lo han atribuido a la mujer, lo estético, la belleza… ¡Estamos los varones!, ocupamos este espacio, y también pensamos la danza fuera de esta estructura y prototipo social, la diversidad de cuerpos.

La danza es una instancia de amor donde se respeta el cuerpo del otro, ¿hay una ideología? Sí, pero no hablamos, respetamos el cuerpo, el movimiento del otro, de la otra, y si o si buscamos conectarnos.

¡Anímate… empezá ya! Esta actividad tiene una larga lista de beneficios para nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestra alma… nos anima, nos libera, nos sana.  Por eso Jesú te invita a que lo hagas… a que empieces, a que retomes, a que te liberes:

 

Yo le daría inyecciones de danza al mundo, porque me parece que hace bien. Le hace muy bien. La persona que empieza tiene que saber que es un camino de ida, algunas veces dejas, pero siempre intentas de recuperar ese espacio, porque si alguna vez te sentiste libre por unos segundos, queres esa libertad, te hace feliz, es como un sentimiento puro.

 

Un compromiso para toda la vida

Lo pienso como mi gran todo, sé que va a ser una herramienta que voy adquiriendo y que me va a acompañar de por vida, nunca voy a querer soltar la danza, siempre voy a querer y estar buscando, yendo y viniendo, generando, es una pasión, es algo hermoso que se haya cruzado en mi vida porque me lo quiero quedar para siempre, y no quiero que se me olvide todo lo que aprendí, quiero estar siempre en contacto con el movimiento y la danza.




Actualmente dicta un curso de Baile Contemporáneo, donde la propuesta centra su punto de trabajo en los movimientos que nacen desde el amor, el aprendizaje constante, la investigación y la introspección que nos permite las emociones, las posibilidades del cuerpo y la tenacidad. Desde diferentes mundos, sueños, luchas, alegrías, enojos experimentamos al danzar la palabra libertad.

 

 

 

Escrito por: Nerina Zavala

Diario el Cogollito Somos todos, te invitamos a que nos conozcas un poquito más. #TeDesafioCompadre

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina