¿Tenes idea de por qué los pediatras y odontopediatras hacemos tanto hincapié en la lactancia materna?
La Dra. Angeles Maudet nos responde a esta pregunta y nos brinda recomendaciones de suma importancia.


Muy fácil, debido a todas las ventajas que esta proporciona, como por ejemplo:

  1. Proporciona estabilidad psicológica evitando hábitos nocivos.
  2. Nutricionales: aporta miles de nutrientes necesarios para estimular el correcto crecimiento y desarrollo del niño.
  3. Aumenta el flujo y PH salival.
  4. Es fuente de vitaminas e inmunoglobulinas (como la inmunoglobulina A SATURADA presenta en nuestra saliva).
  5. Previene alteraciones del lenguaje por estimulación muscular durante succión y deglución.
  6. Provee un mayor desarrollo de los maxilares y del sistema estomatognatico permitiendo el avance mandibular, estimulando los meniscos articulares y contribuyendo al desarrollo de la articulación temporomandibular. Al igual que logra una adecuada posición y función lingual facilitando el equilibrio craneofacial. 
  7. Promueve un adecuado crecimiento de los maxilares y estimula la respiración nasal de los niños. El ejercicio de succión ejercita una serie de músculos que favorece la relación con el maxilar superior, así como también refuerza el circuito respiratorio.
     

LACTANCIA MATERNA Y CARIES DENTAL
La aparición temprana de caries dental es una enfermedad multifactorial. Entre sus causas destaca la lactancia materna prolongada, tal como destacan estudios, y también amamantar a demanda. 


RECOMENDACIONES
- Los padres deben comenzar a cepillar los dientes del niño con pasta fluorada en el momento de erupción, así como interrumpir la lactancia aproximadamente a los dos años/ 2 años y medio según OMS.
- La lactancia materna es aconsejable que sea EXCLUSIVA hasta los 6 meses de edad del niño (salvo indicaciones del pediatra), ya que da inmunidad, afecto y vinculo. 
- Es aconsejable que se produzcan 3 momentos de lactancia, con descargue completo de la mama. 
- Visitar al odontopediatra en la etapa del embarazo, pero si esto no fuese posible, es recomendable que la primera visita al odontopediatra sea a los 3 meses o a la salida del primer diente.

Escrito por: Angeles Maudet

Odontóloga recibida en la Universidad de Mendoza. Dedicada a la odontopediatria, ortodoncia y ortopedia maxilar. Adscripta en la cátedra de Odontopediatría de la UM. Co-fundadora del proyecto MULTIPLICANDO SONRISAS. odontologiagral.am@outlook.com

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina