Distintas actividades de concientización se llevaron a cabo en el Parque O´Higgins
La Ciudad de Mendoza tuvo dos motivos para celebrar con los vecinos. Es que, por un lado, se brindó un homenaje al Día de la Diversidad Cultural Americana y, por otro, también se conmemoró el Día Mundial del Cáncer de Mama.


La Municipalidad de Mendoza celebró el Día de la Diversidad Cultural Americana, con un evento que convocó a vecinos y turistas de diversas partes de América, venezolanos, colombianos, bolivianos, chilenos, peruanos y la comunidad Inka Qolla, entre otros. Participaron de un encuentro lleno de música y color, con la intención de fomentar el intercambio cultural y reflexionar acerca de los derechos de los pueblos originarios y el encuentro de similitudes en lo diferente.

El escenario del parque O´Higgins brilló con las distintas danzas y vestimentas. Cada colectividad mostró sus bailes y ofreció sus comidas típicas. Banderas de todas las nacionalidades latinoamericanas estuvieron presentes. Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Argentina, Chile, México, por nombrar algunas.

Pero no solo la diversidad fue motivo de encuentro, sino también la conmemoración al Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, que afecta a mujeres en todo el mundo. La idea es sensibilizar a la población y tomar conciencia de la importancia que tiene su detección temprana para salvar vidas. La mayoría de las mujeres que asistieron al encuentro llegaron con remeras rosadas, o con alguna insignia representativa de este flagelo que cada día es causa de muerte. Otra de las formas con las que se hizo lugar a esta concientización fue a través de una clase de zumba, dictada por una profesora de nacionalidad venezolana, a la que mujeres de todas las edades se sumaron.

"El objetivo de hacer este evento es para concientizar sobre el tema porque, si lo tomas a tiempo, tenés altas posibilidades de cura, porque se puede detener algún tipo de padecimiento cuando está naciendo y esto garantiza una probable solución a tiempo. Hay que olvidar el miedo y la ansiedad y cuidarse, porque si uno no lo hace, nadie lo hará por nosotros. En cuanto a la diversidad cultural, varias colectividades han venido a festejar para concientizar sobre el respeto al otro", comentó Alejandra Weintraub, directora de Salud y Educación Ciudadana de la Ciudad de Mendoza.

El espectáculo contó también con la danza, en todas sus versiones, el tango fue el primero en aparecer en escena, a cargo del ballet de adultos de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza dirigidos por Franco Agüero. Luego, siguieron las danzas venezolanas con el ballet de Expresión Venezuela. Más tarde, se lució en el escenario el ballet infantil de Colombia, La Tambora. Posteriormente, Peruanos Unidos en Mendoza, bailaron huayno, un género musical propio de la región andina del Perú, centro sur de Bolivia y el norte de Argentina. Le siguió un baile representativo de Perú, el festejo, que suele verse acompañado por distintos instrumentos, como el tambor de cuero, el cajón y la maraca. Más tarde, la danza continuó con anaconda, un ritual en el que los jóvenes bailan y adoran a la serpiente más grande del Amazona.

Llegó el turno de Colombia, con sus bailarines y la danza en los pasos de La Tambora. Seguidamente, Bolivia despertó la atención del público por la belleza de sus hermosos trajes y el ritmo de Llamarada y la virgen del socabón, con Virginia Salay. Continuó el espectáculo con el folclore y el ballet de jóvenes de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, mientras que el gran cierre estuvo a cargo de Héctor Hernández, un cantante venezolano que provocó la ovación y el entusiasmo del público.

Durante la celebración, también se pudo disfrutar de exquisitos platos típicos de cada país. También, se apreciaron artesanías autóctonas exhibidas para la venta.

Para finalizar, Alejandra Weintraub, destacó la importancia de este evento y de generar esta concientización como una manera de trabajar todos juntos, demostrando la posibilidad de convivir con respeto, aceptándonos y enriqueciéndonos con las diferencias del otro, en este caso, la diversidad cultural. Al mismo tiempo, habló sobre la importancia de tomar conciencia y entender que "todos estamos involucrados en esto de cuidarnos y ser precavidos, porque la enfermedad no respeta, ni discrimina por límites geográficos. El cáncer de mama nos puede tocar a cualquiera y ojalá sean cada vez menos los afectados, pero mientras tanto, hagamos mamografías, ecografías. No tenemos excusas porque cualquiera tiene la posibilidad de hacerla, ya que hasta la Municipalidad y el Gobierno de la provincia lo ofrecen de manera gratuita", concluyó Weintraub.

Escrito por: Redacción El Cogollito

Diario el Cogollito Somos todos, te invitamos a que nos conozcas un poquito más. #TeDesafioCompadre

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina