PRISIONERA
A veces no nos damos cuenta y el miedo nos toma de rehenes; nos ata. Micaela hoy le pone bellas palabras a nuestra jaula.


El miedo tiene poder,
me dejo perseguir por el,
me dejo asustar.
Así pasan los días,
dando vueltas sin encontrar salida,
con silencios en una tormenta sin final.
Truenos y desvelos por las noches,
tampoco encuentro rincón para llorar.
Seriedad, tristeza, ave enjaulada en una prisión donde no pensar es la llave.
Aún no la encuentro.

Escrito por: Micaela Aguirre

"Escribo para seguir viviendo" - Estudiante de Licenciatura en Letras y profesorado de grado Universitario en Lengua y Literatura - Redes: @_aguirre_micaela_

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina