Cristian Ghi, caminando Argentina con música, buena vibra y una mochila
Cristian es un rapero mendocino que con la buena onda y su mejor sonrisa lleva a todo el país su música y pasión. Y hoy lo conoceremos un poco más en esta entrevista.


Nos juntamos en la Plazoleta Alem y les puedo asegurar que fue una gran formada. Él se describe como una persona del active, del agite, del ir para adelante, de la buena onda, de la buena energía; “creo que lo que más me caracteriza es la predisposición a que las cosas sucedan, soy un chabón predispuesto a que la vida le pase, esa es como mi gran virtud. Y voy a eso, estoy todo el tiempo peleando con ese miedo, y salir a enfrentarlo, pero siempre gana el agite y el ir para adelante”. Y al instante que lo conoces, te aseguro que ves que así es…

Su vida ha sido un camino con experiencia y esa perseverancia de ir hacia adelante.

Su carrera

Arranqué mi carrera a los 13 años compitiendo en competencias de freestyle, tanto de activista como de jugador. Después de eso, un año después, me metí a grabar mi primer álbum en casa con un amigo, con un micrófono y un fruit loops, que los bajamos de hh group, una página de bigmaker españoles, y así fue como grabé mi primera maqueta que se llamó “Historias, ¿cuál es tu camino?”. Tenía una pregunta retórica ahí, no sé si para mí o para la gente, cuestión que esa maqueta contaba con 7 tracks y terminó con una entrevista en los medios, los que me hicieron conocer a Vanina Vitale que me conectó con Gabriel Fernando Alvarez, que fue el productor de mis tres siguientes discos.

Estos encuentros fueron el inicio de un nuevo camino

Posteriormente a “Historias”, me metí a trabajar con Gabriel en Avi Music, era la primera vez que estaba en un estudio profesional y encaraba la música de una manera profesional, como un artista power, la primera canción que grabé en ese estudio fue “Rosas y Estrellas”, el primer corte que largamos a difundir, ahí también grabé ¨Multifacético¨ que es un EP de 19 canciones, posterioremntes saqué “Renovation” con 7 tracks y después “Libre o muerto” que es el que estoy sacando ahora.

Lo que hago básicamente en el estudio como arriba del escenario como músico es rapear, ser rapero, en el hit hop hay como 16 o 17 géneros, y en el último disco hice rap, hice boom bap, trap, me muevo mucho con influencia del rock, mucho también con la música urbano en general, tengo mucho del reggaetón.

Los que se viene

El 1 de febrero el lanzamiento de mi próximo sencillo: “Por un Cien”, que es un boom bap, un rap súper crudo, hablar básicamente de la gente que se acerca a la cultura, a buscar plata y no cultura, y es tratar de poner en su lugar a esa gente, que por ahí tiene que estar en un banco y en uno negocio y no en la cultura. Es como ¨qué feo te ves vendiéndote por plata y no por lo que queres, por lo que vas y no estas aportando, estas queriendo sacar¨.

El 13 de febrero se viene una fecha en Neuquén, en el paseo de la costa como artista invitado, en el festival de la Confluencia, un festival súper grande donde estarán bandas de todo el país.

Y a la vuelta lanzo el sencillo que lo estaré compartiendo con Maurito, que es la voz de Maurito and the Rufos, un artista al que admiro muchísimo, tanto por su paso y trayectoria en La Skandalosa Tripulación y su carrera solista, tuve la posibilidad de grabar con alguien a quien admiro y como un ídolo, compartir en el estudio de grabación, compartir un viaje, compartir Navidad y vamos a sacar un tema que habla de cómo te presiona el mundo y al mismo tiempo como te manejas y ubicas para que el mundo no te presiones y poder llevarlo, es un tema que me hace muchísima ilusión sacar, es una mezcla de boom bap con rock, a Maurito lo define muchísimo el rock y a mí el boom bap, estuvo bueno juntarse y crear esa mezcla. Contamos con la colaboración de Gus Marino en los escraches, se tiró una mano con los vinilos y es lo que se viene para marzo o finales de marzo.

Las redes sociales son el mejor vínculo entre el artista y el público, entonces los sumamos a la entrevista por medio de las Story

¿Cuál es tu meta a largo plazo?

Seria presentarme a tocar en Madrid o Barcelona, son dos ciudades en el mundo en las que me encantaría tocar, tengo mucha gente amiga por esos lugares, tengo muchos productores amigos por esos lugares y creo que esa sería una gran meta a largo plazo.

¿Qué te inspira día a día?

Día a día me inspiran los viajes, son algo que me inspiran demasiado, a seguir, a luchar, es más, creo que hago música para viajar más allá de que lo hago como me gusta, soy una persona que disfruta mucho el viaje, que desfruta mucho la mochila, soy mochilero ya hace un par de meses y es mi manera de viajar, y eso me inspira pensar en el próximo viaje en la próxima ciudad, en el próximo toque, en las próximas personas, en el próximo estudio de grabación.

¿Qué te inspira a hacer las letras de las canciones?

Al escribir me inspiran muchas cosas, casi siempre me inspiran los sucesos, la vida, creo que mi vida me inspira mucho, creo que escribo en base a lo que me pasa, por ahí me indigno con lo que pasa en el afuera y escribo, como por ejemplo en la canción “7722”, terminé súper indignado el día que el Gobierno reprimió y a las tres horas estaba en el estudio de grabación y al otro día estaba la canción colgada y eso también fue una fuente de inspiración, la bronca me inspira, el dolor, la felicidad, últimamente trato de  escribir cosas que te hagan feliz, que te hagan trascender la carne, creo que me estoy enfocando por ahí, que no ya no da escribir para el dolo y la tristeza, por ahí si pinta escribir para que la gente sea feliz, rescatar todo lo bueno.

¿Cómo te vez en 5 años?

Cumpliendo treinta años… me veo directamente así, y haciendo música.

¿Qué sentís cuando terminas de tocar?

Siento mucha adrenalina y ganas de seguir tocando, básicamente es eso, es como un choque de muchas emociones, de lo hice bien o si lo hice mal, de cómo lo recibió la gente y todo eso se convierte en adrenalina pura, de no poder bajar.

Contá la experiencia de cuando te quedaste en la calle

Esa fue bastante heavy, se había enfermando mi abuelo, yo estaba viviendo en Rio Negro y tuve que venir a Mendoza a cuidarlo durante un mes y a cuestión de eso no pagué el alquiler de ese mes en el departamento y cuando volví a Rio Negro me echaron y literalmente me quedé en la calle. Me había peleado con mi ex novia y no tenía adonde ir y dormí un par de noches en la plaza y otro par de noches en casa de unos amigos y nunca bajé la guardia ni las ganas de juntar la plata para volver a alquilarme un lugar lindo y a vivir bien como estaba acostumbrado.

A raíz de eso, empecé a escribir devuelta y tras superar esa cuestión volví a hacer música y es uno de los detonantes de porque estoy haciendo un disco de vuelta.

¿Escribiste alguna canción sobre esa experiencia?

Últimamente llevo escribiendo sobre eso, luego de haber largado el disco y haber masticado otras cosas, estoy escribiendo sobre eso, sobre esa experiencia y desde un lado general de la vida, no solamente de eso, sino de varias cosas y de que hay experiencias que las tenés que vivir, son para vos, por ahí la vida te las manda para vos, para que pases la pruebita y rindas el global después, yo soy de la generación que rendía globales.

¿Cómo creaste “Libre o muerto”?

Fue un disco que comencé a escribir en la Patagonia, en sapiadas que armaba con mis amigos, nos juntábamos a tocar los bomgó, la guitarra, tenía muchos amigos Dj, productores de tech house, de música electrónica, y la primera canción de Libre o muerto la empecé a escribir sobre un minimalist, y la terminé grabando sobre un trap, eso fue lo más loco.

“Libre o muerto” es un disco que se compone de 8 canciones, cuenta con 4 productores distintos, con dos ingenieros en sonido, una parte del disco se mixió y se masterizó en Mendoza, otra parte del disco se mixió y masterizó en Madrid, está en Spotify, cuenta con 8 video clik, los cuales los dirigí todos yo, he tenido la posibilidad de dirigir casi todo, mezcla, grabaciones. Obviamente siempre delegando sobre el criterio del ingeniero y de los profesionales que me acompañan, pero siempre dando mi punto de vista y expresándome de como quiero que las cosas se vean y suenen.

Es un disco que re disfruté, lo hicimos en un tiempo record, en 45 días, lo producimos, lo grabamos, lo mixiamos, lo mezclamos e hicimos los 8 video clics, todo en 45 días, fue un trabajo súper arduo y súper rápido. Hoy por hoy estar disfrutando del disco en Spotify y que la gente lo pueda compartir y lo puedan disfrutar, que lo encuentren gratis en YouTube, es una cosa rara, loca.

Mi carrera volvió a empezar en 5 meses, está sonando en Buenos Aires. Es un disco que hace patria en otras tierras y no tanto acá en Cuyo, es un disco, la mitad cuyano y la mitad Patagonia, yo creo que soy un rapero mendocino con flow patagónico. La Patagonia es mi otra mitad, es la otra mitad que me compone, no paro de viajar y no paro de trabajar con productores de la Patagonia.

 

“Libre o muerto” ha sido un disco que me ha abierto puertas y lo defiendo a morir, vivo libre o me muero, me dedico a hacer música, me dedico a mochilear, no tengo jefe, voy por la vida así.

Seguilo en las redes sociales y por supuesto, en su canal de YouTube

Escrito por: Emmanuel Delamarre

Fotógrafo freelance de Mendoza eventos personales y corporativos - emmaphotographer93@gmail.com - Instagram: @emmadelamarre

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina