El baño de nuestros hijos más pequeños
¡Al agua pato! Bañar a nuestros hijos es un momento en donde debemos tener mucho cuidado y atención, por su seguridad y su salud.


El baño es una parte importante del cuidado del bebé. Sin embargo, la presencia de elementos como la temperatura o la electricidad requieren un especial cuidado para minimizar los riesgos.

• Antes de comenzar es conveniente preparar todo lo que se vaya a necesitar: toalla, jabón, ropa de cambio, cremas, etc.

• No llenar mucho la bañera, basta con 5-10 centímetros.

• La temperatura del agua debe ser agradable (36-38ºC). Asegurarse de que no quema introduciendo el codo y comprobando que no está ni fría ni caliente.

• La temperatura ambiente debe ser también agradable (20- 22ºC), evitando las corrientes de aire. Si se utilizan calentadores eléctricos cuidado con los enchufes y el agua.

• Se recomienda no alargar el baño más de 5 minutos en los recién nacidos sobre todo si el cordón umbilical no se ha desprendido aún. A medida que el bebé va creciendo se puede alargar el tiempo del baño, incluyendo algún juego, pero sin disminuir el control durante todo el proceso.

Escrito por: Ana Laura Gericke

Lic. en Obstetricia. Estudiante de Medicina. Payamédico - Instagram: @obstetriciamendoza

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina