Vinos y quesos
Como preparar la tabla perfecta y agasajar a tus invitados con un perfecto maridaje.


Una de las reglas que debemos tener en cuenta al momento de pensar en el maridaje es la intensidad, si es un queso de aroma y sabor suave, deberá ser acompañado por un vino de las mismas características, por otro lado, si el queso es de sabor intenso, podrá maridar con un vino más estructurado, aunque en algunas ocasiones se pueden preferir vinos de buena acidez, más ligeros para vinos de sabor fuerte o cremosos, con la intención de que la acidez ayude a enjuagar el paladar.

Generalmente los quesos fuertes pueden ser bien acompañados por vinos tintos potentes o vinos de postre.

Los quesos suaves, en maridaje con vinos tintos jóvenes y blancos secos, dan buen resultado. También se pueden tomar en cuenta las regiones.

Vinos blancos secos naturales y rosados.

Quesos tiernos de vaca y cabra, elaborados con leche pasteurizada, textura blanda a semiblanda.

Vinos blancos jóvenes afrutados.

Quesos de vaca y cabra, de pasta blanda y corteza enmohecida. Quesos de cabra de leche cruda y textura semiblanda. Quesos de pasta blanda.

Vinos blancos secos en madera.

Quesos curados de vaca. Leche cruda. Quesos afinados de cabra con leche cruda. Quesos semicurados de oveja. Textura semidura.

Blancos fermentados en barrica. Tintos de crianza.

Quesos curados de cabra y muy curados de vaca. Quesos muy curados de oveja. Ahumados.

Cavas.                                                                                    

Quesos de vaca y cabra de pasta blanda y corteza enmohecida. Tortas de oveja jóvenes . Quesos de cabra de textura blanda a semiblanda.

Vinos tintos de reserva.

Quesos muy curados de cabra y oveja. Leche cruda.Quesos azules no muy maduros. Ahumados.

Quesos fermentados fuerte.

Vinos dulces.

Quesos azules.  Quesos de oveja añejos y algo rancios.

Recordemos siempre que al inicio de la degustación el orden de vinos y quesos debe ser desde el de menor intensidad al de mayor intensidad.

¿Cerveza y vino?

El vino no es la única bebida que va bien con el queso, sin romper la norma, son también posibles otros tipos de maridaje; el del queso y la cerveza, aunque no existe consenso a la hora de abordar el maridaje de la cerveza y los quesos, en líneas generales se puede afirmar que existen algunas afinidades interesantes con los quesos de vaca.

Sin embargo, no todos los quesos de vaca combinan la cerveza con igual acierto. Los suaves de pasta blanda encuentran su maridaje en las cervezas ligeras, los de vaca añejos combinan bien con las negras, y los quesos de corteza enmohecida van bien con las cervezas aromáticas.

Los quesos de oveja, de cabra y los azules no encuentran en la cerveza el maridaje perfecto.

Escrito por: Agostina Salomon

Sommelier

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

0 Comentarios

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina