Desde mi Ventana
Seguimos mirando desde la ventana… hoy Silvia nos comparte testimonios de estos encuentros en casa gracias a la cuarentena


En este tiempo tan distinto a la vida natural, nos encontramos hoy con las respuestas desde cada ventana. Mamis y niños desde Mendoza hoy manifiestan desde ventanas, en variedad de colores. luces rayos de sol. Hoy nos hablan

¿Cómo estás en este tiempo en casa realizando las tareas?

- “Aburrido con ganas de salir y más cerca de mi mamá”. Facundo, 11 años.

- “He estado perfecto junto a mi mamá”. Santino 7 años.

- “Me he sentido mal en casita encerrada, pero me he sentido bien estando con mi mamita”. Angelina. 5 añitos.

- “Nos cuesta a veces; con mi mamá estamos ambos cursando el último año de secundaria juntos, si bien nos complementamos en el estudio, tratamos de entregar a tiempo las tareas. Estamos deseosos de terminar este año porque es una alegría que juntos.” Darío, 5° año secundaria.

- “En esta cuarentena; se abrió una ventana nueva. Como principal un poco de agobio emocional, los malestares infundados por el miedo fueron los que sacudieron en un principio mi vida, y la de mi familia, luego fuimos aceptando la realidad, tomando las medidas de prevención y cuidados necesarios, tanto físicos como emocionales, y pudimos disponernos a la unidad y el buen ánimo. Como estudiantes de terminalidad educativa media (secundaria) junto a mi madre, Gabriela de 48 años de edad, hemos tenido una gran adaptación de las nuevas normativas y funciones. Entre frustraciones y lentitudes, fuimos adaptándonos, y así seguimos... aligerando los pasos en esta escalera, ¡la cual pronto nos llevará a la cima! Fue, y es, una ventana al mundo de la introspección emocional, uniéndonos a cada familia en lazos de amor, armonía, y paz”. Cristian, 5° año de la secundaria.

Ahora responden las mamis

- “A mí me encanta verla crecer y aprender”. Lucía, Salita de 3 añitos.

- “A mí me agota mucho porque mi hijo cursa 1° grado, trabajo. Llego a casa y con las tareas del hogar sumado a mi rol de docente, me cuesta mucho porque siento que la presencia en clase es muy importante para mi hijo. Temo que este año no sea contado como cursado”. Ana, 1° grado.

- “A mí me resulta grato estar con mis hijos en casa, es como que nada cambió, trabajo y ahora cumplo la tarea de docente en casa, trato de que aprenda mi hija todas las letras ya que solo tiene cinco años. Trato de que aprenda como yo le explico. Con mi hijo, realizamos las tareas juntos. Pone mucho de sí mismo". Alejandra, mamá de dos hijitos.

Desde muchas ventanas nos cuentan los niños, los adultos, las mamis, sus sentires. La importancia de estar en casa, lo importante de la presencia del docente. La materia pedagogía hoy se encuentra en silencio.

En el día de Nuestra Escarapela celeste y blanca ella está en el corazón de quienes sienten el calor de la Patria. La casa es hoy es un "todo" donde mamis aprendieron de manera ágil utilizar las plataformas, se pusieron al día para que sus hijos pudieran cursar sin la ausente figura del docente.

Muchos niños han carecido de este elemento para cumplir sus tareas sus testimonios están ausentes de súplica. La escuela es para miles de niños el abrigo, la caricia, la conexión a la actualidad.

Es importante destacar los valores en casa. La familia se ha mirado a sí misma. Las realidades son diferentes. Es saludable escuchar esas voces de tal pureza expresar su sentir en este tiempo. En especial el amor de mamis a sus pequeños.

Mamá... no es tan solo un rol. Es quien nos acobija nos educa nos comprende.  Sentimiento absoluto de amor, entrega eternamente. Nuestra primer reikista cuando nos caímos y llegamos llorando, su mano siempre es el mejor de todos los tratamientos.

Te pregunto: ¿Qué recuerdas de tu mamá hoy?

NAMASTÉ

Leer  


En el día de nuestra Escarapela: LA ESCARAPELA de Leonardo Antivero

Qué linda que es.

qué hermosos colores,

como el cielo limpio

sobre blancas flores.

 

Es mi escarapela,

es la mas hermosa,

bella y delicada

como una mariposa.

 

Va sobre mi pecho

en días festivos,

símbolo de orgullo

de ser argentinos.

 

Es como llevar.

junto al corazón,

una banderita

de nuestra nación.

 

 

 

 

Escrito por: Silvia Vargas Gaia

Maestra de Reiki. Masoterapeuta. Instructora de yoga. Artista visual. Fotógrafa. Docente. Multifacética. Real.

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

1 Comentario


  • Por: ALEJANDRA CARMONA
  • 18/05/2020 12:12:35

Hermoso el artículo .... Hoy desde la ausencia física de mi madre recuerdo aún sus manos....manos que trabajaron la tierra y el amor, manos que curaron cada dolor hasta mi juventud... Manos sanadoras que solo se abrían para brindar a quien lo necesitara.. Esa fue y es mi madre que desde algún lugar me acompaña...Mi primer maestra en todos sus sentidos. De ella aprendí que es dando cuando somos felices

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina