¿NUEVA FASE EN MENDOZA? Claves de lo que se viene
Bien se sabe que la cuarentena se ha ido extendiendo en base a datos y opiniones de especialistas en el tema. ¿Se viene una nueva fase para Mendoza?


Todo parece suponer que la provincia avanza hacia una nueva fase, cada quien, cumpliendo desde su lugar, con los estrictos controles y protocolos. Esto surge teniendo en cuenta que la provincia ha podido controlar el avance del COVID-19, y ya llevamos 8 días sin nuevos casos confirmados.

La realidad, como bien ya hemos mencionado, es que la pandemia vino a complicar la economía, aún más de lo que estaba. El gobierno nacional debió tomar medidas, y esas medidas iban más al cuidado e integridad de la salud, que lo económico. Como en todo el mundo, muchas empresas, negocios, y pymes se debieron reinventar, muchas pudieron sobrevivir a la pandemia, mientras otras sólo quedaron en el intento.

De forma paulatina y responsable, ciertas actividades se han ido flexibilizando. Esto surge del consenso entre las partes: privados, el gobierno provincial y nacional. Al momento de decidir cierta apertura, no hay que perder de foco la salud de cada argentino y argentina, es por ello, que ante cierta flexibilidad se solicitan protocolos y formas de operar, pero por sobre todas las cosas el sentido común de la gente.

Ahora bien, hablando de Mendoza, en la fase anterior, y en la que hoy estamos, comenzaron a operar: reparticiones públicas, profesionales independientes, odontólogos, ópticas, peluquerías, profesores de educación física y comercios con venta on line (sin clientes presenciales).

Desde el lunes pasado, el comercio de la Ciudad de Mendoza comenzó a operar en su horario corrido, de 10 a 18. Esto tuvo el visto bueno por parte del gobernador y del intendente capitalino. Dichos comercios, deben cumplir protocolos establecidos por el municipio. Respecto a este apartado, los comerciantes vieron con buenos ojos la apertura y el horario corrido. Los primeros datos, muestran un crecimiento del 25%.

La vista hoy está en qué pasará con bares y cafés, que hoy trabajan bajo la modalidad “Pase y lleve “, es decir, nadie se puede sentar y disfrutar de las postales otoñales de la provincia. Según datos que se han dado a conocer, los locales no lograron superar el 10% de lo facturado en forma habitual, es decir, la situación es más que crítica teniendo en cuenta que deben pagar sueldos, alquileres, impuestos entre otros gastos.

De aprobarse el protocolo presentado por la comuna de capital, que cuenta con más de 800 locales gastronómicos, deberán operar al 50% de ocupación y respetando una distancia de 2 metros. Prohibido el uso de servilletas de tela, y debe haber alcohol en gel disponible para todos. Luego de que los clientes se retiren, deben desinfectar toda la superficie en donde estuvieron.

Respecto a los centros comerciales, que hoy sus locales operan de forma on line, los intendentes de Guaymallén y Godoy Cruz, han decido elevar un pedido a gobernación para la apertura de los mismos. Hay que tener en cuenta, que dichos departamentos cuentan con 2 centros comerciales cada uno.

El pedido de los intendentes, es acompañado de un protocolo diseñado para este contexto de pandemia donde no queda otro camino que reinventarse y el desafío del cuidado de todos y cada uno. Ese protocolo establece: control de temperatura al ingreso, como así también la cantidad de personas. Que los menores asistan acompañados de los padres o un adulto, evitando las clásicas juntadas adolescentes. También, aquel cliente que cuente con su factura, y no quiera bajarse de su auto, el local debe acercar la compra al auto en la playa de estacionamiento.

Para terminar, esta semana, el gobierno nacional oficializó un aumento para jubilados y pensionados de un 6.12%, llevando la jubilación mínima a $16.864. Hay que tener en cuenta que dicho aumento también se aplicará a beneficiarios de Pensiones No Contributivas, AUH, Asignación Universal por Embarazo y asignaciones familiares.

El revuelo respecto al anuncio, fue que una vez más los jubilados son foco de ajuste. Ya lo vimos con el gobierno anterior, y hoy lo vemos con el gobierno actual. Si se aplicara la ley de movilidad sancionada en el 2017 (que había retocado la fórmula en perjuicio del sector), y que fue dejada sin efecto en diciembre de 2019, los jubilados deberían tener un incremento de casi 11%, es decir, 5% más del aumento que le darán en junio.

 

¡BUEN VIERNES Y SIGAMOS CUIDANDONOS!

#YoMeQuedoEnCasa

Escrito por: Franco Pelegrina

Licenciado en Administración. Integra el Departamento de Auditoria y Finanzas en una de las empresas más importantes de la Industria Retail de Latinoamérica.

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

3 Comentarios


  • Por: Yanina
  • 22/05/2020 14:15:25

Ojala ya podamos volver a trabajar con protocolos, la situación es alarmante. Saludos.


  • Por: Paola
  • 22/05/2020 14:07:10

Muy buena nota. Gracias Franco.


  • Por: Elba Ozcariz
  • 22/05/2020 13:15:31

Muy buena la información brindada.

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina