La importancia de la educación para la Salud
La Dr. Micaela Montero nos explica porqué es necesario brindarle a niñas, niños y adolescentes la información correcta y a tiempo para prevenir cualquier hecho o acción que afecte sus derechos.


Me llamo Micaela Montero, soy Médica General y en este espacio trataremos todo lo relacionado a la educación para la salud. Actualmente presto trabajo en el PPPMI (Programa Provincial de Prevención al Maltrato Infantil), que antes era llamado Grupo de Alto Riesgo. El PPPMI busca ser una fuente, un medio terapéutico para los niños, niñas y adolescentes que sufren situaciones de vulneración en sus derechos, el derecho a ser feliz, a crecer, a tener lo necesario para crecer y ser feliz. Mendoza es en la única provincia que funciona.

Unos de los primeros temas es como se pueden prevenir unas series de accidentes en todos las edades de la vida y sobretodo en la adolescencia, infancia y niñez, y está íntimamente relacionado con el empoderarse de la juventud, de los niños, de la información adecuada, a tiempo y como corresponde; con el médico de cabecera, los centros de salud, en los momentos de charlas educativas, o en el  marco de la Educación Sexual Integral, como desarrollaremos en este caso, que ya tiene que ver con un esquema que viene desde la formación de la primaria, y de la secundaria. Esto debería estar incluido en el paquete educativo como una materia más, como matemáticas, como historia, porque desde el punto de vista de la educación para la salud y de la atención primaria de la salud, es de suma importancia.

El PPPMI, como decía, es el apoyo terapéutico y acompañamiento a las familias que han sufrido la vulneración de sus derechos, con alguna situación de violencia ya sea física o verbal, así los niños, niñas o adolescentes. Ya desde una concepción del NNyA (niño, niña o adolescente), como actor, como sujeto de derechos, como sujeto al que hay que escuchar el relato y al que hay que dotar de las suficientes herramientas, junto a las familias donde ha ocurrido el hecho, para poder seguir desarrollando una vida y un crecimiento en salud.

Este concepto de la salud, que no es la ausencia de enfermedades, porque no existe una ausencia de enfermedades; este concepto que tiene que ver algo mucho más amplio y dinámico básicamente que, como plantea la Organización Mundial de la Salud, no es la ausencia de enfermedades sino el bienestar físico, emocional, mental y espiritual, si se quiere, de los niños y niñas y de todos los seres humanos.

Entonces, desde el punto de vista de cómo arranqué, debo aclarar que como médico sostengo que el eje de todo esto, de la atención primaria de la salud, tiene que ver directamente e íntimamente con la educación para la salud, y la información, como decía, adecuada y a tiempo. Justamente quise tomar el tema de la vulneración de derechos ligado con la educación sexual integral porque es notable como el acceso a educación y los pequeños espacios logrando dentro de las aulas de las escuelas primarias y secundarias a partir de la Ley 26150 sean logrado detectar casos de abusos.

Nosotros tememos muchos pacientes que son derivados por distintos organismos, desde las escuelas u OAL (Órganos Administrativos Locales) que intervienen y aplican las medidas legales en las familias donde estén en riesgo los niños, como también puede ser que lleguen por demanda espontanea. Sin ir más lejos, hace dos semanas, se acercó una mamá con su hija, que cursaba 4º grado de la primaria a una consulta. Ellas asistieron espontáneamente porque a partir de la charla que tuvieron con la maestra se descubrió que había una situación de angustia en una de las alumnas del grado y que desencadenó en la confesión a una compañerita, la cual lo llevó al aula, relatando el abuso por parte de un familiar directo hacia la menor, abuso de larga data. Acá vemos lo importante de tomar a tiempo los casos en los que podemos salvar a los NNyA de los hechos de abuso sexual, psicológico o de violencia física, de las distintas violencias y poder acompañar a estas familias a partir del otorgar la información adecuada en los lugares donde debe ser dada, como es la escuela. En esto que es público, gratuito y tiene que llegar como las vacunas y tenemos que entender y convivir que es un derecho la información, porque los niños asumen en su mente que todo lo que viene del mundo adulto está bien y debe ser así, por eso las situaciones de abuso, violencia o maltrato físico y verbal se perpetúan tanto y es muy difícil que las víctimas, pasado un tiempo, puedan hablar, porque surgen una serie de mecanismos de negación, de dominación y sometimiento, de amenazas y son un circulo de silencios que impiden rescatar a estos niños.

Entonces, a partir de esta pequeña experiencia, como médico de “trinchera”, que me siento, médico rural, quiero decirle a las madres, padres y a toda esta sociedad nuestra, que hay que vencer la falta de información y el temor, que la información los va a empoderar, la información adecuada, a tiempo y correcta, donde debe ser, que es en las instituciones, tanto centros de salud en el control del niño sano como en las escuelas, es el lugar indicado donde nuestros niños van a poder ser un poco más libres y más fuertes frente a poder tener las herramientas frente a la agresión y poder decir que no frente a un abuso y a una situación de violencia.

Esto no tiene nada que ver con lo que después significa una elección sexual, de esta sexualidad que es tan compleja y se va construyendo la identidad sexual a lo largo del tiempo y que después se manifiesta en la adolescencia y en la adultez. Esto no tiene nada que ver con la orientación sexual que se le puede dar a los niños, simplemente es empoderarlos de los derechos de cómo es su cuerpo, como es la diferencia del funcionamiento de nuestros cuerpos como niñas y como niños, como futuras mujeres y futuros hombres, conocer cómo funciona, como es el funcionamiento y la dinámica y el cambio en el desarrollo y crecimiento, corporal y mental, y poder tener las herramientas de defensa y cuidado. Así como hablamos de cepillarnos los dientes, bañarnos, hacer deportes, comer saludablemente, también conocer el cuerpo, la parte genital y saber y entender para sirve y que significa el cuidado de todo el ser y la corporalidad.

Quisiera aclarar respecto al concepto de lo que es la identidad sexual, es otro paso, sería una construcción social dinámica que va ocurriendo en el ser humano que tiene que ver con lo cultural, que tiene que ver con todos los estímulos de la sociedad que rodea a este ser humano y que se va defiendo a lo largo y ancho de la vida. Hay que diferencia estos temores que se tienen desde la sociedad, a que se eduquen a los niños y niñas en lo que es sexual e integral, el ESI.

Escrito por: Micaela Montero

Médico General Integral - Matrícula Nacional 26061

Deja tu comentario

Tu correo no será publicado. (*) Requerido*

3 Comentarios


  • Por: María Elina Cocucci
  • 24/12/2018 12:11:28

Felicitaciones doctora. Muy esclarecedor su artículo y de gran ayuda para todos padres y docentes Daré difusión


  • Por: Rosana labarda
  • 23/12/2018 19:23:36

Esta muy bien explicado ojalas muchas muchos lo vea y lean


  • Por: Patricia Giner
  • 23/12/2018 14:01:07

Muy buen artículo!! Gracias a la Dra Micaela Montero por su compromiso con lo social. Colegas así hacen sentir el orgullo de ser médicos!

Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina